Problemas de conducta

Hoy vengo a hablaros de los problemas de conducta.

Principalmente, nosotros como adultos, tenemos que reflexionar sobre las conductas del menor y es necesario considerar sí, las normas y responsabilidades que incumple son adecuadas a su edad.

Un menor debe responder a normas básicas de comportamiento:

  • Tratar adecuadamente a las personas.
  • Respetar sus pertenencias y las de otras personas.
  • Respetar los horarios.
  • Hacer caso a mamá y papá.
  • Respetar normas que implican su propia seguridad.
  • El propio vestido y aseo.
  • Estudios y tareas de casa.

Para que todo esto sea posible, la figura del adulto es de vital importancia, ya que serán los modelos en los cuales se fijará el menor.

Podemos establecer, tres niveles de conducta:

  1. Nivel leve: el menor corrige su comportamiento cuando los padres le
    llaman la atención. Reconoce y muestra arrepentimiento
  2. Nivel moderado: desobediencia a los padres. Uso de la palabra “NO” y
    actúan como si no oyesen esas órdenes.
  3. Nivel grave: comportamiento negativista, hostil y desafiante

Las causas que provocan esas conductas puede ser debido a:

  • La causa más común suele ser que el menor utilice este comportamiento para llamar la atención.
  • Desobedecen por comodidad el menor al no responder a las órdenes de sus padres no recibe consecuencias negativas a este comportamiento y hace lo que quiere.
  • Otra causa puede ser la frustración, si quieren cambiar algo u obtener alguna cosa de sus padres, han aprendido que solo lo tienen en cuenta si se comporta de forma inadecuada, así sus padres ceden para evitar estas situaciones.

Es importante reconocer las pautas educativas incorrectas, es decir, si queremos que el menor se comporte correctamente, tenemos que evitar lo siguiente:

  • No hay normas claras y concretas.
  • Incoherencia y falta de constancia de los padres.
  • Cambio de las decisiones de los padres por el comportamiento del niño.
  • El comportamiento negativo no tiene consecuencias.
  • Los padres a veces no son un buen ejemplo.
  • Falta de acuerdo entre padres.
  • Prestar especial atención cuando el menor se porta mal.

Otro factor que influye es el ambiente familiar y puede haber elementos del contexto familiar que pueden estar relacionados con los problemas de conducta, como pueden ser:

  • Falta de rutina en la vida del niño.
  • La percepción de estrés en sus padres.
  • Cambios del cuidador.

Espero que os haya servido de ayuda y para cualquier información o consulta personal no dudéis en contactar conmigo por privado a través de nuestras redes en Facebook o Instagram.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.